Últimos temas
» Registro de grupos
Ayer a las 22:17 por Joker

» Registro de empleos
Ayer a las 22:14 por Joker

» Registro de empleos
Ayer a las 22:11 por Joker

» Registro de grupo
Ayer a las 21:55 por Joker

» Temas Libres
Ayer a las 19:44 por Yuumei Ri

» Knock, knock - ID
Sáb 16 Dic - 1:27 por Amelie Laurent

»  10%
Dom 10 Dic - 12:18 por Denis R. Vasile

» Demidov - ID 20%
Vie 8 Dic - 18:49 por K. Vanya Demidov

» Sorel, Leo - ID [30%]
Vie 8 Dic - 18:43 por Leandre S. Lamarck

» It's free - ID [50%]
Vie 8 Dic - 18:37 por Bastian Mileford

ÚLTIMA LIMPIEZA — 00.00.0000
we are grown ups

Todos los derechos reservados. Prohibida la copia total o parcial del contenido gráfico, intelectual y códigos de este foro. Skin realizado exclusivamente por Dixinmortal (ROSHIO + ANDRÉADE).


Halloween: Fiesta de Disfraces[Evento]

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

por Yuumei Ri el Mar 11 Oct - 12:54


¡Bienvenidos!


El Sweet Amoris se enorgullece de dar la bienvenida al Halloween con esta fiesta de Beneficiencia. El motivo de este evento es que los alumnos se conozcan mejor y entablen amistad con diversas personas. La fiesta se desarrollará en el Castillo Invernal durante el verano (?) y a diferencia del baile de navidad, este no contara con áreas privadas para rol.

Y, lo más importante, ¡Diviértanse!

Reglas On Rol de Llegada:

•No pueden hacer doble post.

•En su primer post, deberán especificar como se prepararon para ir al evento, su disfraz, su trayecto hacia el lugar y, por último, su llegada. No tendrán máximo de palabras, por lo que siéntanse en libertad de escribir como mejor les venga.

•Tomen en cuenta las respuestas de los demás. Quienes llegan primero y eso...

•Una vez que todos (o la mayoría) de los participantes hayan posteado, se dará una notificación en este mismo tema para poder dar inicio al festejo en general, abriéndose la pista de baile, la cantina y el bufet.


Reglas On Rol Festejo:

•No pueden hacer doble post.

•Tendrán como máximo 200 palabras, esto con el fin de que la dinámica sea fluida.

•No habra orden para rolear, mientras no sea doble post, pueden hacerlo tan seguido como quieran, pero tomen en cuenta las respuestas de los demás.

•Etiqueten a las personas que su post involucra:
Código:
@"nombre de la persona"
avatar
Administrador

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Mar 11 Oct - 14:45

Invitado
Castillo Invernal
Varios
20:00
Halloween Summer Party
La emoción se apoderaba de mi con cada segundo transcurrido, aunque no era la primera vez que asistía a un Baile; bueno, a un baile como tal, no. Pero si había ido anteriormente a fiestas con disfraces, bebida y gente extraña...¿se podría decir que es lo mismo, no es así? Sea lo que fuese, ahora me encontraba fuera de la ducha, mientras que en la cama estaba extendido el traje que usaría para la cita en el Sweet Amoris, esperando que fuese una fiesta animada y no algo parecido al baile de muertos.

El verano se hacía sentir con intensidad aún cuando fuese de tarde, pero eso me daba más vitalidad. Prefiero mil veces los días despejados a mucha nubosidad y humedad. De a poco iba colocándome las respectivas prendas, riendo al recordar la idea de un principio y que Winston no apoyó mucho ¿Como lo sé? Su cara de desagrado por Skype habló mejor que nada.
Luego surgió la idea de ser una "Guardiana del Tiempo" con toques Steampunk y cotilleo parecido... bastante original en comparación a ser una vaquera con brazo metálico; como dijo mi amigo "Parecerías a Winter Soldier en el lejano Oeste".

Tenía, como siempre, el tiempo a mi favor; vigilando que los detalles del reloj central funcionasen sin problemas, sonreí amplia abandonando mi habitación compartida de modo temporal.
Ya fuera, emprendí camino orgullosa entre los transeúntes locales quienes me miraban extrañados y otros dejaban escapar la risa. Eso último alimentaba más mis ánimos con lo cual daba incluso pequeños saltos aún cuando la utilería y el abrigo de cuero provocasen cierta molestia al andar por un extenso periodo de tiempo.

Sin problema pude llegar al Instituto pero no sabía donde se encontraba en específico el Castillo Invernal; aún cuando había recorrido gran parte del Instituto nunca había escuchado de eso. Gracias a un vigilante con carisma pude dar con el sitio ¡Notando que era la primera en llegar! Bueno, yo y algunos asistentes como chicos vestidos de meseros, sirviendo algunas bebidas y cosas por el estilo.
A la espera que se agrupase más gente fui a por una bebida, socializando con los presentes para matar el tiempo.

avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Jue 13 Oct - 9:33

Invitado
Party

Vienne, oh pobre chica. Ella no había logrado estar tranquila desde hace unos días, aún descansando bien y siguiendo su rutina diaria, el pensamiento del baile la fiesta de disfraces se había plantado en su mente para no salir de ahí hasta el día del evento. Se hizo un lío intentando ver qué ponerse, algo adecuado para ella y cómodo para moverse. Pasó varias horas en el centro comercial. Fue así que terminó por comprarse un hermoso vestido al estilo victoriano, además de haber ido hasta su casa en Inglaterra para arreglos asuntos con sus padres. Su madre le arregló una cita con una buena maquillista en París a lo cual no tardó ni un día en regresar. No fue hasta temprano en la mañana que tuvo que asistir a la estética para arreglarse. Con el vestido ya puesto, una joven mujer la había recibido con aires de profesionalismo, llevándola a un lugar más privado. La maquilló de tal forma que... dios, ni parecía ella misma. Sus cabellos eran lo suficientemente largos como para llevarlo por debajo de la cintura, y su flequillo fue despuntado dándole un mejor aspecto. Como complemento del disfraz, se le agregaron un par de orejas de conejo la cual Sara se las arregló para que parecieran que de verdad están unidas a su cabeza. Era una belleza andante, y no es que fuese narcisista. El maquillaje a veces da algo de miedo, como puede cambiar el aspecto de las personas.

Dejó que un automóvil, enviado por sus padres, la fuera a recoger para ir directamente hasta el castillo invernal. Al parecer es el lugar en donde se lleva a cabo eventos del instituto. El transcurso del viaje fue en silencio, Vinn se la pasó viendo el paisaje tras el otro lado de la ventana. Todavía no se acostumbraba a las vistas de Francia. Más rápido de lo que se esperó llegó a Sweet Amoris. Agradeció al conductor y siguió el resto del camino a pie. Veía a uno que otro chico disfrazado, como desconocía la localización del Castillo Invernal sólo se dejó llevar por la corriente y siguió a sus compañeros que iban para el mismo sitio. Terminó por llegar y el sitio la dejó sin palabras. Era enorme, se cuestionaba cómo tal construcción  no la había visto antes.  Se adentró mirando todo con curiosidad, el decorado era estupendo y se veía que tendría un buen ambiente más tarde. Sin mucho que hacer por el momento fue por bocadillos.

「Halloween」
・カイ


avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Lee Jun Min el Jue 13 Oct - 10:15

"Baile de Halloween" Dudaba desde un inicio si ir o no, primero había planteado no ir en definitiva pero al ver como poco a poco las solicitudes de asistencia al evento iban formando una lista larga, comenzó a dudar. Sus problemas económicos habían acabado por el momento, no obstante pese a acabar no dejaría gastar tanto en un disfraz. Pensó en las diferentes posibilidades pero no podía decidirse, así que sin más tardar preguntó a sus amigos. Le recomendaron uno tradicional, una bruja, pero después de estar discutiendo sobre cuál encajaría mejor con la chica se decidió por ese, el de falda de tul hinchada.

La agradable y refrescante ducha fría que había tomado la dejaba de una manera demasiado tranquila. No entendía el por qué pero en verano lo que más ensimismada la dejaba era sentir la fría agua recomiendo su cuerpo. Miró el disfraz que tenía extendido en la cama, mucho rosa le parecía pero aún así le resultaba un tanto graciosa la forma de la falda. Y más aún ese peluche de gato. Cubrió su cabellera rubia pálida y se vistió cuidando cada detalle del disfraz, sin olvidar dibujar el pequeño corazón debajo de su ojo izquierdo, y el sombrerito de color rosado. Dirigió su mirada un instante hacia el reloj, un poco temprano le parecía pero tampoco quería ser la última en llegar.
Ya secado su cabello, se hizo la coleta sin olvidar de lado las pequeñas trenzas y teñir las puntas de otra más larga. Finalmente se colocó las medias de colores diferentes y estampados de rayas, en conjunto con los tacones. No se inclinaba mucho por la idea  de andar con tacones, de pequeña había tenido problemas con la plantas de sus pies y el llevar ese tipo de zapatatos estaba segura que la dejaría adolorida, pero no pasaba nada, esa noche disfrutaría y se olvidaría de problemas no deseados.

Su llegada al Sweet Amoris fue de lo más rápida, no esperaba que en tan poco tiempo llegase allá, sin embargo las miradas extrañas de los transeúntes la avergonzaban, caminar por las calles de París con esas ropas era algo vergonzoso, no obstante le divertía las caras de sorpresa de éstos. Se dirigió al Castillo Invernal, sabía que ahí antes se había celebrado el baile de Navidad pero su nombre no concordaba con el de ahora, mas le era divertido ver como sería. Para su sorpresa mirar que ser la tercera en llegar, y que sus expectativas eran encontrarse con la mayoría de los asistentes al baile, la dejó anonadada. Ser solamente ella y las otras dos chicas, era algo solitario. Empezaba a replantearse si había escogido bien el disfraz al ver el de las otras dos, se dió unas palmadas en la cara y dejó de pensar en estupideces, cada persona tiene su estilo. Así que a la espera de más gente, fue a por una bebida por el momento.


Última edición por Lee Jun Min el Lun 17 Oct - 15:31, editado 1 vez
avatar
Lycans

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Jue 13 Oct - 10:54

Invitado


HALLOWEEN
❝Evento❞

Nathan se sintió un poco extraño, andar vestido de ‘vaquero’ era algo muy raro  para incluso alguien como él. Si bien en su adolescencia se la paso de ‘aventurero’ disfrazarse no figuraba como algo que le gustara. La idea del disfraz había sido cosa de su hermana quien grito emocionada durante la conversación de Skype cuando Nathan le había comentado del baile y él como buen hermano mayor se registró con el disfraz (en el fondo no tenía ni ganas de ir al baile, ver muchos chicos y chicas hormonales no era su pasatiempo favorito). Suspiro resignado adentrándose.

Por un lado le resultó interesante el asistir, tendría un poco de tiempo para ver a los estudiantes y saber cómo se comportan fuera de clases, además de poder coincidir con algunos docentes y porque no, tener alguna conversación y quizás, hasta quedar para beber más tarde como compañeros de trabajo. De alguna forma esa había sido su idea principal, pero si lo pensaba mejor, en esa fiesta irían más que nada estudiantes y los docentes quedarían en segundo plano como chaperones. Volvió a suspirar con cansancio, cualquiera que fuera el caso, el rubio iba a pasar al menos un rato agradable y no encerrado en su habitación con libros viejos como compañía.

Había esperado que el lugar estuviera lleno, considerando que el castillo invernal “En serio Invierno en verano. Que chiste” pensó al ver el lugar y el nombre, era inmensamente espacioso capaz de recibir una buena cantidad de alumnos y apenas pudo ver a tres hermosas mujeres con disfraces… Divertidos─ Bueno, eso demuestra que tienen su propio estilo ─murmura para sí mismo prestándole atención a cada una de ellas y observando con detalle sus trajes, los colores, el peinado, los accesorios. Se había emocionado un poco y no precisamente porque estuviera rodeado de bonitas mujeres, pero el recuerdo de sus hermanas cuando aún eran niñas le vino a la mente haciéndole reír con cariño. Tosió un poco para ocultar esa ligera sonrisa que tenía en los labios y se encamino por el lugar observando a una docente y dos estudiantes, al menos para él le parecieron. Una de ellas se le hizo muy conocida, pero primero era calmar su sed y ya luego se pondría a pensar si era alguien que había conocido o no.

─ Debí imaginarlo aquí no hay ni vino ─exclama tomando un vaso de agua de la mesa. Era una fiesta donde la mayoría serian estudiantes, lo más normal era poner bebidas sin alcohol “Sera una larga noche” pensó alejándose un poco para recostarse en la pared mas cercana teniendo una buena vista del lugar y estar a una distancia prudente. Sus ojos estaban en las damas presentes (sobre todo en la pelirroja) y la gran puerta, esperando a que llegaran más personas.


Halloween Party

Salvatore


avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Jue 13 Oct - 22:40

Invitado
Halloween・カイ
Tu mirada se mantiene fija en el espejo mientras terminas de acomodarte la corbata. Por unos segundos te preguntaste si habías hecho bien el anotarte a un evento cuando no tenías mucho de haber llegado a Sweet Amoris, pero también pensaste que no hay mejor motivo para ir a una fiesta que la de conocer nueva gente. Además, ¿desde cuándo te has perdido un evento como ese? Blake Nash Magnus es de andar hiendo a fiestas aún cuando no se te invita. Con una buena sonrisa en el rostro terminaste por arreglarte. Sientes una ligera emoción por lo que podría pasar en esa noche. Recordaste que un par de días atrás te habías decidido por el traje militar luego de una ardua búsqueda por internet. Ahora estás a unos minutos de salir del dormitorio. Te cercioraste que todo estuviera en orden, tomaste la espada de juguete que iba incluido con el disfraz colocándola en el cinturón, agarraste las llaves y saliste.

El recorrido hacia el castillo fue... interesante. La gente te miraba extraño al pasar, cuchicheando cosas que poco te importan entre sí. No perdiste oportunidad en guiñarle el ojo a una que otra chica que parecía comerte con la mirada, riendo ante sus reacciones. Fue una caminata divertida hasta llegar a tu destino. El gran castillo invernal de verano. Curioso el nombre.

Una vez que llegaste, te sentiste un poco desilusionado al no ver a tanta gente, creíste que estaría un poco más lleno pero apenas habían como cuatro personas. Pudiste identificar a tres de ellas, el profesor de historia, la profesora con quien competiste y a JuMi, la saludarías más tarde. Con la fantástica idea de querer darle un susto a alguien, te decidiste por ocultarte en alguna columna, en espera de una víctima.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Kyo Kurosaki el Vie 14 Oct - 20:01

La tarde cayo demasiado rápido o esa fue la impresión que tuve, estaba nervioso, ansioso, sentía las manos humedecidas y la cabeza parecía partirseme en dos, la presión me carcomía por dentro y no me sentía bien ni anímica ni físicamente, había estado así ya varios días, Ryo tenia la culpa de todo.
Ocho meses pasaron, cambie de empleo, de profesión, Los gemelos habían sido casi una cura para mi con su presencia junto a mi hermana, creí que estaba bien, que ya finalmente estaba bien.

Ryo aun se sentía como sapo de otro poso en relación a sus camaradas en el Instituto. Y me pidió que por favor la acompañara.
No tenia nada en contra de mi anterior oficio, ni de las personas que allí trabajaban, pero estaba seguro, juro que estaba seguro que había podido olvidar completamente mi relación con Koko.

- Ella seguro estará ahí- era absurdo especular que no lo haría cuando todos los años presenciaba cada fiesta. Ryo quería conocerla ademas, así que no solo la vería sino que debía hablarle y la sola idea me estremecía, comprimiendo mi pecho y doliendo, doliendo profundamente.
Me miraba en el espejo de la puerta del armario mientras estaba sentado en la cama con piernas abierta, inclinado hacia adelante y con una vieja botella de licor que Kain me habia regalado antes de desaparecer, sobre la cama a mi lado estaba el disfraz de samurai o algo por el estilo que Ryu me había conseguido «"Con mucho esfuerzo y amor kyky..."»

- Que se supone que haré - tenia pánico, no quería verla, toda la seguridad que estos últimos meses logre construir pensando en miles y miles de otras cosas se había esfumado como si nada y ahora estaba sintiéndome un estúpido con miedo de ver a una ex que era casi seguro, me había olvidado. Quería un guion que me dijese como seguir con esta escena o simplemente hacer una toma de cámara y pasar al final de yo llorando en un rincón de mi cuarto al volver de la fiesta por verla feliz, radiante y fría conmigo. La sola idea molestaba, dolía no quería ni pensar que pudiese estar con alguien mas, aquella persona que la había besado atrevidamente la ultima vez también podía estar ahí, no temía por verla a ella, temía por como podía llegar a reaccionar. - Por qué no soporto pensar... - mi vos lastimaba mi garganta seca al salir, entonces baje la mirada al suelo - por que no me resigno a ti Koko. - Volví a dar un sorbo mas y ahora aquella botella que había abierto esa noche estaba por la mitad. El alcohol no me dañaba tan fácil, pero siempre fui mas fanático de la cerveza. No estaba ebrio, pero quería algo fuerte para pasar el mal sabor de boca.

Respire hondo me levante y junte con pala los ánimos que había desparramado por el suelo para así cambiarme. El atuendo no estaba mal, pero se me hacia ridículo vestir así en pleno París. Por un segundo me pregunte si me parecía a mi padre en su juventud... el era japones después de todo, calculo que ese fue el motivo de que Ryo haya elegido tan selectivamente.
- Enésima ni entrara conmigo, tsk - refunfuñaba molesto, ella tenia cosas que hacer en el instituto, dijo que se cambiaría allí y nos veríamos en el salón.

Junte mis llaves y la billetera. Saque una pastilla de fluoxetina para bajarla con licor, cerré la botella para guardarla y salí del dormitorio. No me auto medicaba tampoco, hacia unos meses veía a un terapeuta, no por Koko, sino por la depresión y por ira desmedida, o celos o ilusión de control que no sabia sobrellevar, términos raros del marketing psicológico (idea de Ryoko, por supuesto), estaba medicado, pero era solo para evitar saltos térmicos en mi paciencia, aun que la prescripción no decía nada del etílico agregado.
Di unas cuantas indicaciones a la muchacha que quedaría con los pequeños, quien ahora cargaba al enano y un biberón celeste en su mano libre, mire a la enana dormida sobre el sofá y fui donde ella a taparla.

- Me voy... Llama cualquier cosa, si ves que mi numero no atiende prueba con el de Ryoko, alguno contestara seguro. Cuídalos bien.

Dicho aquello salí del lugar.

* * * * * * *

Estaba feliz de no ser el primero el el gran salón, los recuerdos me invadían pero no me dejaría arrastrar, en el camino hasta aquí, lo había decidido. Solo la saludaría, seguro la alagaría por verse increíblemente hermosa y me alejaría, como hacer las paces y ya.
- Se sorprenderá de verme... - dije entre dientes mientras caminaba por uno de los laterales del lugar viendo si identificaba a Ryoko entre todos. En estos meces, seguro habría notado que ya no trabajaba para el colegio. - Me siento una criatura... diablos... - la mezcla de nervios y ansiedad, solo detonaba en un desesperado deseo por un simple y nocivo cigarrillo.
avatar
Civiles

Volver arriba Ir abajo

por Kokoro Sorel el Vie 14 Oct - 21:45

Me sorprendía lo rápido que podía a pasar el tiempo sin que uno se diera cuenta de ello, varios meses habían pasado desde que me reencontré con Leo y ahora estaba preparándome para ir a un baile.

Hace no mucho, lanzaron una convocatoria para un evento de recaudamiento por unos acontecimientos que han ocurrido en el país, era por una buena causa, además el tema sería fiesta de disfraces. Tenía rato que no asistía a algo así y como era entrada libre, mi hermano podía ir conmigo sin ningún problema, sería divertido.

Cierto día, ambos nos dimos a la tarea de ir por nuestros disfraces, ambos escogimos algo tipo oriental, el conjunto que escogí me había agradado bastante, él no quiso mostrarme el suyo y cito “Espérate hasta el día del evento.” Por más que quisiera no podía llevarle la contraria, en algunos casos era un poco frustrante.

Ahora mismo me encontraba en mi habitación, tumbada boca arriba en mi cama, pensando varias cosas. Tenía mucho tiempo que no sabía nada de Kyo, ya no lo había visto más por la escuela y los rumores cuentan que ya no sería docente, no volvimos a hablar por ningún medio, yo no lo busqué ni él a mí. No sabía si la herida había sanado o simplemente aprendí a sobrellevar el dolor, trataba de no pensar mucho en eso y que Leo estuviera conmigo ahora me ayudaba mucho a distraerme.
No me preocupaba mucho de encontrármelo en el baile, si la memoria no me fallaba creo que a él no le agradaban mucho esos eventos pero ¿qué pasaría si lo veía? —No, no— dije en voz baja, sacudiendo suavemente mi cabeza de un lado a otro, intentando desechar esa idea de mi mente. Aun así, si nos volvíamos a encontrar dudo mucho que él me hable y si yo lo intento, solo empeoraría las cosas  para mí.

A veces me da curiosidad saber que estará haciendo, ya no tanto si estará saliendo con alguien, me dejó muy en claro que yo no sería ese “alguien” pero de menos saber si se encontraba bien ¿es eso correcto? No estaba del todo segura. Creo que, a pesar de todo, no lo he superado y sinceramente no creo hacerlo a largo plazo.

Rodé sobre la cama y miré el pequeño reloj que tenía sobre mi mesita de noche, casi era hora de partir. Sin más, tomé mis pertenencias y fui a darme una rápida ducha.

Una vez que estuve de vuelta en mi habitación, comencé a arreglarme. El atuendo que yo escogí era un vestido color rojo con detalles dorados, el largo quedaba 15cm arriba de la rodilla, aproximadamente, tenía una pequeña abertura a los costados del muslo, nada prominente. Me calcé unos zapatos descubiertos, no tenían nada de tacón por lo que estaría bastante cómoda. Observé mi reflejo en el espejo, pensando que peinado debería hacerme, al final decidí enrollar mi cabello en dos pequeñas bolitas que estarían acomodadas a los costados de mi cabeza, sonará sencillo pero demoré bastante hasta conseguir el estilo que deseaba.

Coloqué un poco de bálsamo en mis labios y pellizqué mis mejillas para darle un aspecto sonrojado, puse unos pequeños prendedores en mi flequillo para que no se moviera y listo.

Días antes del evento, había quedado con Leo en que nos veríamos en la entrada del lugar, por lo que sería mejor ir saliendo. Pedí un taxi y di indicaciones al conductor hacia donde quería ir a lo cual acató sin ningún inconveniente.

Miraba por la ventana bastante entretenida, cuando un recuerdo vino a mi mente. La última vez que subí a un transporte privado fue con él, yendo a su departamento  —No pienses en eso— dije en voz baja —Vas a divertirte, nada más. No a revivir fantasmas de tu pasado— continué en el mismo tono.
Pasados unos cuantos minutos, arribé al lugar, pagué la cuota y comencé a subir las escaleras para poder llegar a la entrada. Asomé levemente mi cabeza por el marco de la puerta, ya había varias personas ahí pero nadie conocido, solté un suspiro y bajé unos cuantos peldaños para luego sentarme en uno —Ojalá Leo no tarde mucho…— dije mientras miraba a las personas pasar, buscando con la mirada a mi hermano.

@Leandre S. Lamarck

¡Halloween Party! ♥
Castillo invernal | 20:00 hrs | Varios

avatar
Civiles

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Sáb 15 Oct - 1:25

Invitado
halloween party

Con un ligero sabor de vino en los labios se dio una mirada en el espejo. Su aspecto era el de alguien políticamente incorrecto y no lo decía por asistir a un evento de beneficencia como acompañante de su hermana menor, sino más bien por el simple hecho de vestir un ‘traje’. Él ni siquiera había escogido el traje, en cuanto piso la tienda la encargada se lo mostró  con un simple comentario de parecerse a un chico de un videojuego japonés. Si tan solo Leo lo hubiera pensando en ese momento, pero no podía, él solo quería irse sin más, ya que era mucha vergüenza para todo un mes, asi que simplemente lo tomo sin hacer muchas preguntas u observaciones.

Volvió a observarse frente al espejo dudando realmente de si había sido la opción correcta─ Incluso tiene su propia espada... ─murmura tocando aquel objeto de adorno. Suspiro con resignación encogiéndose de hombros, al final solo le quedaba asistir al evento para complacer a su hermana y pasar una velada agradable con ella, porque ambos lo necesitaban. Ese fue el único motivo por el cual estaba parado frente a un espejo con un atuendo un poco ridículo para su propio gusto─ Todo sea por mi enana ─expresa curvando ligeramente los labios en una sonrisa sincera dejando ver un brillo divertido en sus ojos y ansiosos (aunque nunca lo admitiría en voz alta) por el evento.

Tomo un taxi esperando haber anotado muy bien la dirección de la institución así como las referencias, aunque no fue de mucha ayuda pues el conductor conocía aquel internado “Así que realmente es famoso” pensó con cierta desconfianza, preguntándose de quien había sido la brillante idea de enviar a su hermana a ese lugar. Las calles estaban iluminadas y decoradas con cosas relacionas a Halloween. Leo no estaba muy sorprendido, aunque en las ciudades donde  estuvo, las cosas no eran tan vistosas notando por unos minutos la gran diferencia cultural que había. 30 minutos de viaje y un sinfín de pensamientos es lo que le toma darse cuenta de lo inmenso que es el lugar. No sabe cómo es que Kokoro aún puede vivir así, aunque una parte de él sabe que es mejor eso a estar con sus padres.  Le paga al conductor quien al parecer se hace una idea errada, con esa sonrisa extraña es lo que hace suponer a Leo que esos pensamientos son un claro 'sin sentido', pero no piensa en ello y se dirige al punto de encuentro.

Le toma unos minutos llegar hasta la entrada del castillo invernal, no quería tener que recurrir a enviarle un mensaje de texto a su hermana avisándole de que se había perdido y por suerte no había llegado a ese extremo. Deja escapar un ligero bostezo al verla sentada en la entrada─ Si te sientas ahí te dará frió en el trasero, Koko ─exclama lo suficientemente fuerte para que algunos observadores lo oigan, pero es su forma de saludarle y hacer su entrada.
Camina hasta ella y extiende su mano─ Lista ─expresa con una sonrisa ladina adornando su rostro. Incluso ahora sigue pensando en lo mucho que ella había cambiado en su ausencia, en como la inocencia e infantilismo fue dejado de lado para ser una mujer madura y con un toque de sexualidad virginal que incluso Leo no puede pasar por alto. No puede evitar el verla directamente a los ojos e intentar descifrar sus pensamientos como si pudiera compensarla por todo el tiempo en el que la 'abandono'.

Leandre S. Lamarck
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Sáb 15 Oct - 9:12

Invitado
Ya era tarde! Me apresuré a calificar el ulimo ensayo que tenia pendiente sobre el escritoro de la sala de profesores y guarde mis cosas en el bolso, ya estaba siendo un clásico quedarme hasta tarde leyendo los trabajos de los alumnos. Me encantaba,  era un cambio refrescante al estilo de vida que llevaba y realmente el ambiente laboral y los alumnos del instituto eran organizados y educados,  pero muy lejos de ser aburrido. La aburrida era yo que estaba llegando tarde a mi primer baile allí,  sin mas rodeos deje el bolso en mi locker y a su vez saque el disfraz para esa noche.
Las instalaciones eran muy cómodas, tome una breve ducha y deje secar mi cabello mientras me vestía con un corto vestido rojo de escote corazón, las medias transparentes con un ligero tono blanco nacarado y la capa roja, me puse la capucha sólo para la entrada y acabe con los demás accesorios. Cuando me mire al espejo estuve conforme, era una Caperucita decente y los pequeños lobos de mis hijos según la niñera ya dormían. Ademas menciono que Kyo ya se había marchado hacia media hora.  Me maquille sutilmente y rápido para no dejarlo esperando, cerré la sala y simplemente seguí la música, las luces y la decoración hacia la fiesta.

Una pareja entraba justo cuando llegue, no quise apretujarme en la entrada así que les di espacio e ingrese tras ellos. El Castillo Invernal era magnífico y la temática de halloween estaba exquisitamente lograda, un excelente ambiente donde ya varias personas empezaban a moverse, busque con precisión a mi samurai con sus manos en los bolsillos, sonreí con culpa mientras iba hacia él, no sólo lo hacía esperar sino que por mi terminaba yendo a ese lugar nuevamente, se notaba el esfuerzo por volver al sweet amoris.

Me acerqué por un costado y aun medio cubierta por la capa le tome del brazo y acerque la cara a su oído -Kyky estas tenso como una cuerda de guitarra.


Última edición por Ryoko Kurosaki el Mar 18 Oct - 9:19, editado 2 veces
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Sáb 15 Oct - 20:05

Invitado

Tenía que admitir que estaba muy emocionada por el evento que se aproximaba, eso se debía exclusivamente a la llegada de mi padre a París ocupando la bacante de médico en el instituto. No podía creer que finalmente no tendría que escaparme y huir a Cántabro, a pesar que mi casa siempre estaría en aquel lugar, ahora que él estaba cerca no había necesidad, o al menos no tendría que recorrer grandes distancias para reunirnos sabiendo que Simone seguiría con su infundada oposición, queriéndome junto a una familia que no era la mía; eso me hacía preguntar por qué ponía tanto empeño en replicar una casa de ensueño con el señor DuPont cuando teníamos una autentica junto a Lazarus.

Aún era temprano cuando empecé a lijar con esmero el nuevo escondrijo de Tempesta; las fuerzas para convencer a mi madre que éste permaneciera dentro en mi habitación se acababan tras cada intento fallido por convencerla que era inofensivo, pero el incidente ocurrido no me dio apoyo obligándome a buscar una alternativa; lo único que se me ocurrió fue agrandar la jaula del pobre hasta que pudiera mudarme definitivamente dándole el espacio requerido a la Lechuza. Pero el tiempo pasaba deprisa, preferí dejar el trabajo a la mitad organizando a las carreras las herramientas para tomar mis cosas y salir rumbo al instituto.

No me apetecía ser un foco de atención, por lo que preferí cambiarme en el lugar y tan pronto puse un pie en él, ubiqué el primer baño para poder cambiar mi indumentaria. Había pensado en un disfraz que se ajustara a mis gustos y que evocara algo relacionado a la música, pero entre tiendas pasé por una exhibición de ropa étnica encontrándome con un atuendo de bailarina de medio oriente. Me encantaron los colores, pero decidí dejar las campanitas para no hacer ruido al caminar. Saliendo del baño pude sentir el cambio brusco en la temperatura, aun siendo verano yo andaba un poco descubierta y agarré la tela de la falda para impedir que el viento me jugara una mala pasada.

Estando dentro del castillo empecé a detallar con asombro el sitio y los disfraces de los presentes, parecía que dentro de poco habría mejor ambiente, aunque las cosas ya se empezaban a mover. Mientras me acercaba a una mesa para beber lo que fuera, comencé a preguntarme si Alexander asistiría.

@Lazarus R. Catalá @Alexander DuPont
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Naruse Shou el Dom 16 Oct - 14:48


A missed brightness
No recordaba como, pero sus amigos solían ser mas convincentes de lo que el especulaba. Siempre se les plantaba y rechazaba las ridículas ocurrencias, sin embargo, terminaba siguiéndolos por todos lados.
Era el cuarto año seguido que utilizaba el traje de vampiro clásico de 1800, Luego de un buen baño y de encerrar a sus perros en el departamento con suficiente comida y agua, salio en una caravana amistosa donde ademas de el interpretando a un Conde Dracula iban dos zombis a medio trabajar, un hombre lobo producido en tres semanas de descuido con la afeitadora y un clásico normal, con prendas normales como ser una simple camisa y unos jeans, que como disfraz no llevaba mas que solo un adorno de cotillón de un hacha en la cabeza «Tan absurdo como para que hasta se viese la vincha plástica».

Pasaron por un bar por unas cervezas, de las cuales a Shou solo llego una soda bien fría, recién arrancaba la noche y en todos lados las fiestas de disfraces. Entraron y salieron de al menos dos bares antes de volver a la calle dando vueltas con el auto, totalmente indecisos. Mujeres por todos lados en típicos y aburridos trajes de diablitas, nadie mas que el rubio buscaba un punto de referencia que se distinguiese de los demás y por un instante ese punto apareció, cruzando la calle al otro lado de la cuadra con un atuendo con todos los colores de un día brillante y alegre. ¨En la noche de halloween?¨ pensó, su mirada quedo absorta a lo lejos pero perdió esa conexión en cosa de nada cuando el hombre lobo de camisa floreada lo jalo hacia el interior auto.

- Vamos Shou, aun no hay un nivel suficientemente alto de muñecas como para que nos quedemos por aquí, hay que seguir. - gritaba su amigo empujándolo mientras el lerda mente recobraba la agilidad sita junto a sus compañeros. Quiso volver a mirar, pero ya el oscuro color de la noche escondió cualquier brillo que hubiese imaginado.

Naru iba al volante, como conductor asignado, aunque la cédula verde tenia otro nombre en ella. La noche de brujas dejaba ver trajes tétricos y eróticos por todos lados, tonos negros, rojos, verdes saturados al extremo agotaban la mirada de Shou que no parecía estarse divirtiendo como el resto.
Estacionaron a la vuelta de lo que parecía ser el ultimo y definitivo sitio a poblar. Al bajar todos, comenzó la caminata a otro de los pubs en la lista de uno de los muchacho y doblando en una esquina nuevamente Shou vio aquel brillo colorido.

- Gente, vuelvo al rato, creo que vía a alguien conocido. - se expreso algo con prisa aun que recibió muy poca atencion por parte del grupo.
No le importo y se apresuro a alcanzar el destello.

.......


No pudo alcanzarlo, pero si llego hasta el Instituto Sweet Amoris, aparentemente una fiesta de Halloween se celebraría como en muchos otros lados pues mucha gente llegaba con distintos disfraces de aspectos lujosos en la mayoría de los casos. Naruse apresuro el paso y camino al compás tras una pareja de momias elegantes, acomodándose tras ellos. Colarse a fiestas no era su estilo, pero no era tan seguida la necesidad de ver algo que era diferente y distinto, solo seguía una absurda corazonada.
avatar
Civiles

Volver arriba Ir abajo

por Isaac Roth el Lun 17 Oct - 10:54


CASTILLO INVERNAL ♟ HALLOWEEN

Clases de Natación(?)
Esta noche era la fiesta. Junto a una comisión de profesores estábamos sobre las cuestiones de la organización, conseguir el audio y luces para la pista de baile, los arreglos con el servicio de catering, los permisos municipales para que no cayeran los inspectores a suspender todo.
No tenia tiempo para disfraces incómodos o alevosos, tenia que estar pendiente de varias cosas a lo largo de la noche, atento mas que nada al intercomunicador para las urgencias, por lo que opte ir con el equipo de oficial policial de un buen amigo, conseguir arnés y placas en una jugueteria, me aliste temprano para no tener que estar dando vueltas con eso de cambiarme y mientras no usara ningún escudo o insignia policial verdadera, no seria un problema ir y venir vestido de esta manera por todo el lugar.

La gente había llegado y el muchacho de las luces aun no terminaba con la conexión de cables, saque el celular del bolsillo preocupado y llame a un colega algo nervioso.
- Escuchame Gabriel, avísale a Maru que no baje las luces aun, si el baile inicia, que arranque tranqui con luces arriba - hablaba rápido y algo alterado por estar sobre la hora con estos inconvenientes - que parece que el de instalaciones le esta pidiendo permiso a un pie para mover el otro.
Era irritante, habiendo tantas cosas por hacer aun y yo acá mirando como un idiota a un tipo que con su inmutable rostro parecía estar haciéndome un favor, siendo que el instituto ya había pagado por sus servicios por adelantado.

Le di la espalda y mire al salón, veía varias caras conocidas, como muchas no. Disfraces unos mas llamativos que otros, pero... aun que no lo admitiese, buscaba a alguien entre todos los rostros. "Sera que vendra...?"

No la veía y seria complicado encontrarla entre tantos disfraces... Por lo pronto solo me mantendría al margen.




Última edición por Isaac Roth el Vie 21 Oct - 16:16, editado 1 vez
avatar
Civiles

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Lun 17 Oct - 17:54

Invitado

S

ignificaba un gran esfuerzo adaptarse al ritmo agitado e inacabable de mi nueva morada. París era mucho más caótica de lo que mi imaginación hubiese sido capaz de idear sin contar que sumada a tanta tecnología llegaba a sentirme intimidado, como si fuese una criatura ignorante en un sitio radicalmente desigual al hogar que le daba de comer y vivir.
Pero como todo en esta senda, para crear algo de igual valor se hace imprescindible sacrificar. Y el estar más cerca de mi pequeña Aurore recompensaban cualquier jornada funesta o malograda; y como bien dicen los sabios "hay que verle el lado positivo a las circunstancias".

Acometido en ampliar contactos en la Institución y acompañar los pasos de mi hija, me atreví a dejar el pudor y ridículo en el bolsillo para usar un disfraz como asistente al Baile de Halloween organizado por el mismo Sweet Amoris. Por lo amplio de su reputación, la fiesta no sería menos.
Muchos lo rumoreaban aunque hiciese oídos sordos en los pasillos o cafetería, mas pendiente de entender los artilugios tecnológicos e instalaciones eléctricas para no lucir un neófito en la materia; ya me había comprometido con mis hijos a ser mas "actual" y sumarme a la ola de los "Nativos Digitales" aunque, y siendo muy franco, no entiendo la etimología ni sentido particular de tal denominación.
Con ello daba cuenta que tendría mucho que aprender en la capital... y de a poco esa idea en vez de tornarse molesta, lucía como un reto a concretar aún a pesar de mi "avanzada" edad.

Visitando tiendas y aprendiendo a llevar mejor trato con las personas, me recomendaron una confección bien hecha, elegante y cómoda. ¿El motivo? Lucifer... mi peculiar barba y aspecto maduro fueron los motivos de la sugerencia, lo cual acepté gustoso y pagué en efectivo el arriendo del traje junto a los accesorios de complemento, como el Tridente.

Llegado el día del Evento, dispuse a retirar el encargo del local para emprender camino a la locación dentro del Instituto; no hizo falta preguntar dirección ya que dispuse a seguir a los demás invitados que tenían más valor de usar ya sus respectivos disfraces.
Pagando la entrada respectiva y asegurando que todo estuviese en orden, hago uso de un baño como vestidor improvisado, observando mi reflejo en el espejo de la habitación; no lucía tan mal, pero no llegaba a ser mísera sombra de mis años mozos.Tampoco podía ser un mal agradecido, la vida me había dado al final un motivo por el cual seguir en pie.

El hall del Castillo Invernal era amplio, y como bien había supuesto todo estaba en su sitio... de a poco una ligera emoción embargaba mi alma mientras buscaba con la vista a una muchacha de cabello azul claro como el océano; al reconocerla quedé anonadado y con calma avancé hacia el encuentro con ella, posando mi mano desnuda sobre su hombro descubierto-¿Ha escapado de casa, bella princesa de Arabia?-me atreví a bromear saludando con un beso en cada mejilla para culminar con uno en su frente, dichoso de volver a gozar tiempo a su lado.


avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Lun 17 Oct - 19:48

Invitado



Más que decisión propia, había aceptado por influencia de sus allegados. Específicamente de la persona a quién consideraba un hombre recto, su ejemplo a seguir y el hermano mayor que nunca tuvo pero siempre deseo. Aún no podía caer en cuenta de su garrafal y precipitada decisión de asistir al baile. LaFontaine le habia pintado la situación demasiado agradable diciéndole que habría mucha gente, música, bebidas y un ambiente en el cual podría entablar nuevas relaciones sociales y mejorar las pocas que ya tenía. Aunque claro, en el momento en el que se inscribió se olvidó por completo de que que la única relación que tenía en el instituto era con Lucile, de quién desconocía su paradero actual ya que no la había visto en casa durante todo el día... y toda la semana, quizá únicamente un par de veces a lo largo del mes y eso porque compartían una clase. Alexander despertaba demasiado temprano y llegaba ya entrada la medianoche con el fin de pasar el menor tiempo posible en casa para evitar  convivir con su nueva familia con quienes aún no se sentía cómodo. Tenía muy presente de que realmente no había nadie en su hogar que estuviera  esperándolo.

Días antes del sonado evento, Vernon fue capaz de comprar su disfraz con su primer sueldo laboral. El recuerdo yace fresco en su memoria por la rapidez en que se decidió aún cuando al inicio no tenía muchas ganas de asistir al baile. Quería algo discreto que no llamara demasiado la atención pero, al ver en el aparador un llamativo traje e indumentaria con cierto estilo celta, y como él era gran fanático de ese tipo de series televisivas con trasfondo historico, pagó el costo monetario sin dudar.

Sin querer aquellas prendas avivaron en él las ganas de hacer desorden... justo como en el pasado. Luego de una platica con su profesor,  este lo hizo entrar en razón y volvió a aterrizarle los pies sobre la tierra.  Si la circunstancias lo ayudaban, se divertiría de una forma discreta. Tuvo que mentalizarse noches atrás al día del evento, no había trabajado tan duro para que en un acto de locura volvieran a llamarlo Oveja negra DuPont y aún peor, terminar por perjudicar a su Padre y a las nuevas inquilinas que ninguna culpa tenían.

Al transcurrir un ajetreado día en su trabajo le cedieron permiso para salir antes. Se cambió en un sanitario del mismo y se colocó únicamente una chamarra que cubriera la parte superior de su cuerpo que el disfraz no cubría. Caminó tranquilamente hasta llegar al lugar donde se llevaría a cabo el evento. La actividad física le resecó la garganta así que se dirigió a la mesa de bebidas, no sin antes dejar su prenda en algún lugar seguro y que fuera fácil de recordar más entrada la noche.

Era extraño ver a tantos profesores ser partícipes del evento, eran tan formales dando clase que le parecía bastante curioso como ellos se divertían cual alumnos. Con un vaso en la mano, se recargó sobre la madera de aquella mesa y vislumbro el espectáculo que tenía enfrente.  Casi se ahoga con la bebida al ver a su hermanastra cubierta por apenas un poco de tela. Vernon frunció la frente al ver que se encontraba acompañada de una persona mayor a quién él desconocía, preguntándose al mismo tiempo si se encontraría en problemas.



Última edición por Alexander DuPont el Jue 2 Feb - 2:22, editado 1 vez
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.